Tenebra (2)

Como la oscuridad, el cuerpo también es un espacio indeterminado: está gobernado por pasiones terribles. Aunque parezca estar en aparente calma, reposa en una voluptuosidad contenida que pronto encuentra su cauce: una daga; un fragmento del jardín de las delicias; un rostro que apenas reconocemos tras el velo de la noche; un pez cuyo filo se apaga lentamente al contacto del aire y una mano; las palabras con que santa Teresa le hablaba a dios y a su propia carne.

En la noche del cuerpo, en la oscuridad que sostiene cada instante, la fotografía es una pregunta que debe ser formulada.


Fotografía: Mario Manzo y Francisco Guillén / Modelo: Jennifer Guillén / MUA & Styling: Romina Alcazar y Roberto Cardiel / Director de arte: Francisco Guillén

Fotografía análoga: Mamiya Rb67 / Nikon F5

ten.wp.1ten.wp.2ten.wp.3ten.wp.4ten.wp.5ten.wp.6

Advertisements